¿Había vida antes de los jefes?


junio 1, 2006, 4:45 pm
Filed under: Otros

Rebeca Paradelo Rodríguez 

 

RESUMEN DE
LA EXPOSICIÓN
 

 

           
La República se instauró el 14 de Abril de 1931, y ya en uno de los primeros decretos del gobierno provisional, aparecía esta declaración: “La república aspira a transformar fundamentalmente la realidad española hasta lograr que España sea una auténtica democracia. Y no lo será mientras la mayoría de sus hijos, por falta de escuelas, se vean condenados a una perpetua ignorancia”.
            La educación antes de la proclamación de

la Segunda República estaba básicamente controlada por
la Iglesia cristiana y pos su doctrina. Por eso con su llegada, mantuvo un pulso con la iglesia ya que secularizó la educación.
            Las escuelas anteriores a
la República eran muy escasas y las pocoas que existían estaban en muy malas condiciones y apenas tenían el material necesario para impartir la docencia. Estos y otros motivos eran las principales causas del gran índice de analfabetismo en el que estaba sumida España.
           
La Reforma educativa que se llevó a cabo constaba principalmente de cuatro puntos clave:
·        Unificación de las distintas instituciones y grados educativos sin pérdida de identidad.·        Equiparación de todos los alumnos/as independientemente de su condición social, económica, religiosa o de sexo·        Unificación de la formación del profesorado llevada a cabo por la universidad.·        Reunión de todos los servicios y funciones administrativas de la enseñanza en un ministerio de Educación Nacional.Estos cambios se apoyaban en medidas políticas que, en gran medida, afectaban a
la Iglesia, la cual, junto con los sectores más conservadores (la derecha), no estaban de acuerdo con la reforma, llevando a cabo un fenómeno conocido como “Guerra Escolar”. En la que declaraban que los cambios supondrían propagar la inmoralidad.
            Se crean entonces las llamadas “Misiones pedagógicas” que consistían en hacer llegar a la gente, principalmente al medio rural (ya que era el más abandonado), actividades culturales que hasta entonces eran un privilegio para una pequeña minoritaria. Las misiones pedagógicas fueron creadas para conseguir uno de los mayores anhelos de la república que era erradicar el analfabetismo de las sociedad española.            La república intentó fomentar la cultura a través del establecimiento de bibliotecas públicas, de la organización de lecturas, de sesiones de música, cine, teatro, de exposiciones ambulante…            En este anhelo de llevar la cultura a todos los lugares, se crean unos cursos para obreros para facilitar su acceso a la cultura. Este método se basaba en la participación conjunta y activa de todos los obreros. Para los más jóvenes se recuperó un viejo concepto del siglo anterior: las colonias escolares que se llevaban a cabo en verano que además de educar a los niños los apartaban de las insalubres condiciones en las que muchos vivían.             El cambio en la educación, supuso que los maestros se tuviesen que formar nuevamente, ya que los métodos eran distintos, la enseñanza diferente…             Muchos de los profesores que llevaron a cabo su docencia durante la segunda república, fueron fusilados, encarcelados, exiliados o se vieron obligados a abandonar su trabajo tras la victoria del levantamiento militar en 1936.
 

COMENTARIO Y RELACIÓN CON
LA ASIGNATURA
 

 

            A través de esta exposición podemos ver una pequeña parte de la evolución de la historia de la educación en nuestro país y comprobar como muchos de los ideales, en lo que en materia de educación se refiere, aún están vivos en nuestra sociedad, como la idea de que educar no es solo estudiar en los libros, sino que la educación debe ser activa, participativa…            Podemos ver como todos y cada uno de los componentes de una sociedad está condicionado por el momento histórico en el que está inmerso. La sociedad influye en todo, en la cultura, en la educación, en la religión, en las personas, etc.

            A través de la exposición también podemos observar como la libertad, es un valor que está presente en todos los contextos y que aunque en ocasiones pueda llegar a desaparecer, ese anhelo siempre está en el interior de las personas, por lo que siempre regresa.

 

 

Claudia Olivia Julca Borja- 3º B Publicidad  y RR.PP. Teoría de la Cultura. 

La Escuela de la Segunda República: 

 

El día 2 de mayo de 2006 tuvo lugar en la escuela Universitaria de Magisterio a las 19, 30 la conferencia organizada por la Fundación de Investigaciones y Sindicales y la Federación de Enseñanza de CC.OO de Castilla y León, inaugurada  por Juan Francisco Cerezo Manrique (catedrático del Departamento de Teoría e Historia de la Educación, en la Escuela Universitaria de Ávila) que trató el tema de “ La reforma del magisterio “. Sucesivamente al concluir su exposición, la conferencia continuó con la participación de Pilar González Lázaro, que nos dio a conocer brevemente, los valores de la Escuela de la Segunda República.

Ates de iniciar la el comentario de la citada conferencia conviene señalar el significado de varias de las principales palabras que fueron tratados en la misma. Así la palabra escuela, proviene del latín “schola” y del griego “scolh” que es el establecimiento público donde se enseña a los niños la instrucción primaria. En segundo lugar,tenemos que definir la palabra enseñanza que proviene del verbo enseñar, el cual  proviene del latín y es un vulgarismo, “insigñare”, señalar. La enseñanza es el sistema o método de dar instrucción. Y por último, la palabra valor que viene del latín “valor,-oris, que es el alcance de la  significación o importancia de una cosa, acción, palabra o frase.

Con la celebración en el 2006 del 75 aniversario  de la proclamación de la Segunda República, se presta importancia a cómo fue la reforma educativa, la formación inicial y la selección de los maestros. Los cambios en éste periodo no fueron causales, sino que el conjunto y la labor de maestros y maestras sirvieron para reducir la ignorancia y el analfabetismo del país, que estaba desatendido en 1931, puesto  que las escuelas, los maestros, la inexistencia de inspección en secundaría, y estructuras (presupuestos, edificios, etc) escaseaban.

La formación de los maestros tuvo que esperar más de 75 años y aún parece ser que en este siglo  se hace postergar.  Ellos querían levantar una nueva sociedad que se alzaría sobre una nueva escuela, laica, mixta, igualitaria, científica de calidad y progreso. . Incluso lo pagarían muy caro: con la vida, con la cárcel, con la represión…..

 Los antecedentes más próximos de tal reforma fueron aproximadamente  a finales del  XIX, donde se conoce la creación de la primera colonia escolar segoviana impulsada por Agustín Ruiz y Félix Gila, en tal  periodo lo que se podía estudiar era sólo el currículum de la enseñanza primaria, y  es también cuando surgen los centros  pedagógicos. En los años 30 de siglo XX surgen las misiones pedagógicas, con sus escenarios teatrales y sus pantallas de cine, sus galerías de reproducciones de obras de arte y sus bibliotecas ambulantes, fueron la escuela total, de todos y para todos, cultura gratuita a domicilio para todos los españoles de cualquier edad y clase social.

Hasta la II República las escuelas normales son las encargadas a formar maestros y hacer los centros de colaboración, a partir de 1933 los decretos asignan el perfeccionamiento del profesorado y se programa una serie de cursillos destinados a difundir maestros en ejercicio.

Dentro de  la  fase Republicana se acontecen tres hechos, el primero: la reforma educativa republicana, que se basaba sobre todo en la formación de profesores y maestros identificados con la misma; el segundo dicha formación ofreció dos modelos diferenciados según se refería a la enseñanza primaria o a la secundaria (en torno al 1914  una vez aprobado el plan Bergamine); y por último durante la II República se produjo, en ciertos momentos y bajo ciertas condiciones, una cierta coincidencia entre tres culturas escolares por lo común no casual y en ocasiones enfrentadas: la de los estudiosos de la educación, la de los políticos y gestores de la misma, y la de los profesores y maestros.

 Como comentaba,  se fomentó la profesión de los maestros al igual que se incrementó el aumento de sus retribuciones (el sueldo  pasó  a ser de 4.100 pesetas)  y la construcción de edificios escolares que fueron los templos de la república en los que celebrara ese nuevo “sacerdote” como se le llamaba en el preámbulo del Decreto de 29 de septiembre de 1931 de reforma de las escuelas normales  y de los salarios.  Incluso se promueve la forma de selección de  los maestros, se conocía que tenían que haber varias plazas, con motivo a esto se elaboró un plan, de realizar unos “cursillos de selección” que duraba tres meses, para atajar la falta  escolarización.

En  1931 se aprueba un plan radical que supone un salto cualitativo  en la educación, es el conocido como “Plan Profesional”, que prevee la evolución de las escuelas normales y los planes de formación. En palabras simples, consistió en  hacer existir varios aspectos importantes como la coeducación, la cooperación,  la exigencia del bachillerato para acceder a las escuelas normales, y una duración de tres cursos de formación “profesional” y uno más de práctica docente.

Se introduce un examen de ingreso para acceder a las escuelas normales y, después, establecer una especie de selección en función de las necesidades previstas de maestros y maestras, es decir, un sistema didáctico para sólo aquellos que en el futuro fueran a ejercer la profesión de enseñanza primaria. El método se estructuraba entorno a disciplinas pedagógicas, sociales, filosóficas, e incluso a disciplinas artísticas,  apoyándose en seminarios y trabajos de especialización se consiguieron estudiar idiomas.

El “plan profesional” del magisterio promovió la generación de maestros y maestras mejor formada de la historia española. Para comprender el alcance de esta reforma hay que relacionarla con la creación de las secciones de Pedagogía en las Facultades de Filosofía y Letras de las Universidades de Madrid y Barcelona y el modelo formativo preparado y aplicado por el proyecto educativo republicano para el perfeccionamiento (lo que hoy llamamos formación en ejercicio) de los maestros y maestras. Dicho modelo, planteado tuvo como agentes organizadores y ejecutores a los inspectores de enseñanza primaria y, en un segundo plano, a los profesores de escuelas normales y a los directores de las escuelas graduadas más prestigiosas. Sus medios a disposición de éstos protagonistas fueron los Boletines de Educación de las inspecciones provinciales, las Semanas Pedagógicas, los Cursillos de Perfeccionamiento, los Seminarios Pedagógicos y, sobre todo, los Centros de Colaboración Pedagógica.La labor de la escuela normal no estuvo sólo relacionada con la reforma de los maestros, sino también con la formación humana de los alumnos, que preveía tener plena disposición de exposiciones, seminarios, conferencias audiovisuales y ayuda de extensión docente; es decir hacer poseedor de la cultura no sólo a los alumnos, sino también a los profesores, con su entorno sociocultural. Según nuestro interlocutor, el plan de 1931 puede ser considerado como el mejor plan que ha habido en España, pero que fue, de alguna manera, bloqueado por el estallido de la Guerra Civil en 1936. Según el folleto de presentación de esta conferencia, en la escuela de Segovia, y como antecedentes republicanas, estuvo rodeada de personas cualificadas entre los que encontramos a algunos conocidos de la escuela segoviana de los años veinte como: Antonio Ballesteros; Rubén Landa, que en  fue nombrado Consejero de la Sección de la Sección  de Segunda Enseñanza; a Emilia Elías Hernando, profesora de la escuela normal de Segovia; a María Victoria Jiménez Crozat, profesora de la normal y directora del curso de “Ciencias del Hogar” para maestros. No fue casualidad la coexistencia de estas personas para la ordenación de un nuevo sistema de educación ya que Segovia en los años anteriores a la República, fue una probeta de ensayo de varias de las experiencias y reformas que luego intentaron realizar los gobiernos republicanos.  

 A la conclusión de la ponencia de Cerezo Manrique, se inició por parte de Pilar González Lázaro un breve debate acerca de los valores de la Escuela de la Segunda República, los cuales en algunos casos continúan  en la actualidad  en Segovia tal y como eran hace setenta y cinco años.  Es conveniente explicitar los valores de la escuela de la época republicana. Encontramos algunos antecedentes de tipo ético en la Revolución Francesa del siglo XIX así como en el periodo republicano, debido a la existencia de situaciones de tipo económico, político y social que nos evocan o nos remiten al contexto francés, entre los cuales el primero en común es:– La creencia del carácter perceptible del ser humano.– La creencia en la universalidad del conocimiento, puesto que es algo que toda la población y todo ser humano merece.– La escuela asume un papel de transformación de los individuos y de tener una sociedad mejor.– Una ética independiente de las raíces religiosas, la República es la mejor creencia.Los valores de igualdad, solidaridad y libertad al igual que los valores franceses, hicieron surgir una escuela que era obligatoria y gratuita científica igualitaria y laica como desarrollo de la libertad. La libertad era aplicada de dos maneras: a la cátedra profesoral y al alumnado en general ya que tenían derecho de ir a la escuela. La igualdad, se refiere a que todos los alumnos pueden llegar a las aulas; y la solidaridad, se relaciona a la tolerancia, y a raíz de esto podemos incluir el tema de la inmigración. En esta época se añade también el valor de la participación democrática.Otro punto tratado en la ponencia fue la formación integral, la cual estaba  centrada en la Enciclopedia. ; junto con el tema de la escuela activa: que es el eje metodológico, ya que su formación es como indica la palabra activa, ya que s habla de laboratorios, seminarios, comunicación entre profesorado y alumnado, visitas a museos, etc.

 Destaca también el concepto de escuela unificada ya que se propone que la Escuela Primaria y Secundaria fueron unidas, esto contrasta con la realidad de ahora  ya que aún no existe una idea de que no se cree en una educación obligatoria hasta los dieciséis años. Bajo mi punto de vista, desafortunadamente esta es la cruda realidad que actualmente existe en los países menos desarrollados y en los cuales muchas veces se limitan sólo a una enseñanza primaria, ya que se ven obligados a madurar rápidamente y convertirse en personas adultas con obligación de trabajar para obtener ingresos con los que alimentarse a si mismos y a sus familias

 


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: